Ante la declaración de Roberto Prieto confesando la financiación de Odebrech en 2010 a la campaña de Juan Manuel Santos, el Partido Verde señaló a través de un comunicado que la ayuda al “candidato del gobierno de Álvaro Uribe, es la aceptación de que a Antanas Mockus, le ganaron ilegalmente en la segunda vuelta presidencial”.

Por tal razón indicaron que al respecto no solo deben responder los autores directos, sino también los partidos en aplicación de las leyes vigentes. “Esperamos que las investigaciones y las sanciones sean concluyentes”, indica el documento.

Así mismo señala el grupo político que “lo sucedido en 2010 se repitió en 2014, cuando las campañas de Juan Manuel Santos y Óscar Iván Zuluaga volvieron a recibir dinero que no declararon en su informe de ingresos, violando flagrantemente las leyes”.