Foto: Kienyke

La actuación administrativa se fundamenta en las deficiencias operativas reportadas por la subdirección de Disposición Final de la UAESP y la interventoría desde el pasado 30 de noviembre, las cuales han generado retrasos en la operación del servicio de aseo.

A la fecha, el operador del Relleno Sanitario Doña Juana, ha sido sancionado en dos ocasiones durante este año, la primera sanción estuvo relacionada con la indebida gestión técnica en los procesos de coberturas y control de vectores, y la segunda, por no cumplir con la construcción de las chimeneas pactadas en el contrato.

Del mismo modo, la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESP), requirió al concesionario CGR para que envíe un informe detallado sobre los usos e inversiones hechos con los recursos girados por el Distrito en los últimos tres meses, ya que en estos se han reportado el mayor número de inconvenientes.

Todos estos relacionados con fallas en las coberturas y en la falta de maquinaria (represamientos y compactación), por lo que la Unidad le ha descontado de sus pagos mensuales al concesionario CGR, la suma de $1.364 millones.

“Con todas estas acciones le hemos venido exigiendo a CGR, el adecuado cumplimiento de las obligaciones fijadas en el contrato de operación, pero si esto no llegara a ser suficiente la UAESP se verá obligada a acudir a los mecanismos legales necesarios para garantizarle a la ciudad la prestación de un servicio óptimo. No toleraremos más incumplimientos, a partir de la fecha”, enfatizó la directora de la UAESP, Beatriz Elena Cárdenas Casas.