Una de las prioridades del alcalde Enrique Peñalosa, durante su administración, es elevar la calidad educativa de los estudiantes de la Bogotá, entre lo que incluye una buena alimentación dentro de los centros educativos.

Por esta razón, en lo corrido de su administración, a través de la Secretaría de Educación, se han inaugurado diez comedores escolares, a los que hoy se suman otros tres que fueron inaugurados en las localidades de Engativá, Tunjuelito y Antonio Nariño.

“Aquí en estos comedores vamos a tener una inversión durante este año de más de 7.000 millones de pesos. El tema de la alimentación es de nuestra máxima prioridad, estamos haciendo un esfuerzo muy grande, solo la alimentación desde la Secretaría de Educación tiene un presupuesto de más de 400.000 millones de pesos”, afirmó el alcalde Enrique Peñalosa.

Los colegios beneficiados son el colegio Bernardo Jaramillo, en la localidad de Tunjuelito; el colegio Naciones Unidas, en Engativá, y María Montessori, en Antonio Nariño, en los que se beneficiarán 2.852 estudiantes a diario.

Con esta nueva entrega la ciudad completa la cifra de 120 comedores escolares que entregan comida caliente a los estudiantes de los colegios públicos.

Adicional a esto, durante la entrega de estos tres comedores escolares, la Alcaldía de Bogotá señaló que se avanza en la adquisición de cocinas móviles para colegios que por su infraestructura no permiten la adecuación de estos espacios.