Desde el pasado 4 de septiembre, la Alcaldía de Bogotá modificó el horario de la medida de pico y placa a propósito de la visita del Papa Francisco a la ciudad, la cual se desarrolló en horario de tiempo completo, es decir, de 6:00 a.m. a 7:30 p.m.

Por esta razón, una vez finalizado el evento del Papa, este lunes la medida siguió rigiendo con normalidad, es decir, de 6:00 a.m. a 8:30 a.m. y de 3:00 p.m. a 7:30 p.m.

Sin embargo, la Alcaldía de Bogotá confirmó que durante estos días de modificación se registró un buen comportamiento en temas de movilidad, por lo que estudiará la posibilidad de hacer un nuevo cambio definitivo en los horarios.

Una de las ideas que se plantea desde el Distrito es que se alargue el pico y placa una hora más en la mañana y otra más en la noche.

Ante esto, expertos en movilidad aseguraron que dicha no es del todo conveniente para la ciudad, pues aunque traería beneficios a corto plazo, las consecuencias a un mediano plazo le traerían un mayor caos a Bogotá.

“Creemos que colocar pico y placa todo el día tendría beneficios a corto plazo, pero en mediano plazo impulsaría a que hogares compren un nuevo vehículo y así se volvería a colapsar la ciudad. La medida de pico y placa todo el día es nociva, aislada, coyuntural, que no tiene mayores impactos estructurales en la velocidad promedio en el mediano plazo en Bogotá”,

Respecto a esto, el secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, aseguró que por el momento se estudiará si se toma o no dicha decisión a futuro para mejorar el flujo vehicular de la ciudad.

“Tenemos que esperar el estudio técnico que adelantó la Secretaría de Movilidad para ver que se decide”, concluyó el alcalde Enrique Peñalosa.