Parte del comportamiento natural de las mascotas es pedir comida cuando uno, como su dueño se sienta en la mesa a comer. En seguida ellos se nos quedan viendo fijamente impidiendo que nos resistamos a brindarles un poco de lo que estamos consumiendo. Sin embargo, esto es algo que no se debiera hacer ya que podríamos estar causándoles bastante daño, incluso llevándolos a la intoxicación.

El veterinario Juan Camilo González explica:

“Entre los alimentos que las mascotas no deberían consumir están el chocolate, la ahuyama, el aguacate, el maní, uvas, cebolla, ajo, tomate verde, cualquier tipo de sales, chicles y alcohol”.

¿por qué no pueden comer estos alimentos? El chocolate contiene un alcaloide llamado ‘teobromina’, el cual es muy difícil de metabolizar por los perros. El ajo y la cebolla causan problemas gastrointestinales, mientras que el aguacate contiene persin, una sustancia completamente tóxica para las mascotas.

Las uvas aunque parezcan inofensivas, pueden causar problemas renales en estos animales  y no hay que explicar demasiado el alcohol, que de por sí ya bastante daño hace en humanos, en animales domésticos es mucho peor, los hace poner nerviosos hasta el punto que incluso podrían hacerse daño a sí mismos.

“Cuando las mascotas consumen estos alimentos se genera una sobrecarga hepática (baja del sistema inmune). Ante el menor signo de intoxicación como: la sialorrea (producción excesiva de saliva), pérdida de la percepción como caminar de forma extraña, debilidad muscular, falta de control de esfínteres o vómitos se debe acudir inmediatamente al veterinario, éste le recetará lo que sea necesario para la respectiva mejoría del animal”, expresa el especialista.

Siempre lo más recomendable es abstenerse de darle cualquier comida a su mascota que no sea la hecha especialmente para ellos, si no quiere causarles una enfermedad involuntariamente.