En Bogotá, cerca de 260 establecimientos cuentan con el servicio de piscina, pues aunque no es clima cálido sí presenta una alta demanda de este servicio en clubes, cajas de compensación familiar, hoteles, centros recreativos, instituciones educativas y conjuntos cerrados.

Por esta razón y aprovechando la temporada vacacional, la Secretaría de Salud ha venido realizando las inspecciones pertinentes para corroborar que si cumplen con las condiciones higiénico-sanitarias para su uso.

De las visitas de inspección realizadas, a través de la Subdirección de Vigilancia en Salud Pública, se encontró que de las 260, 28 tienen concepto desfavorable para su uso. Cuando una piscina no cumple con las condiciones higiénico sanitarias puede generar riesgos en la salud como:

• Intoxicaciones con los productos de limpieza de las piscinas.
• Irritaciones en la piel, mucosas y ojos por contacto con los productos de limpieza de la piscina.
• Enfermedades gastrointestinales ocasionadas por consumo accidental de aguas contaminadas con bacterias (shigella, giardia, leptospira, campylobacter y e.coli).
• Afectaciones de piel por hongos.
• Infecciones de oído
• Conjuntivitis.

Lo anterior se debe a la baja frecuencia en la realización del mantenimiento de las instalaciones, la falta de aplicación de procedimientos de limpieza y desinfección de las áreas anexas (vestidores, duchas, pasillos de acceso y servicios sanitarios).

¿Cómo identificar piscinas en mal estado?

• Corroborar que el establecimiento sea vigilado por una autoridad sanitaria.
• Verificar que el agua sea transparente, libre de materiales flotantes, sin residuos ni espuma, y pueda verse con claridad el fondo.
• Si no se detecta olor a cloro, constatar que está siendo desinfectada.
• Que las instalaciones anexas (vestidores, duchas, servicios sanitarios y pasillos de acceso), siempre estén en buen estado de limpieza y funcionamiento.
• Que las instalaciones tengan presencia de salvavidas o apoyo permanente para afrontar una emergencia.
En caso de que usted tenga conocimiento de una piscina en mal estado podrá reportar la situación ante la línea de la Secretaria de Salud 3649090, extensión 9075.