Los próximos 24 y 25 de mayo se realizará el foro ‘OTT vs. TV paga: ¿competencia o complemento?’ , en el cual la Asotic, el gremio que representa a los operadores de televisión por suscripción, prestadores de servicios de telecomunicaciones y proveedores de tecnologías para información y las comunicaciones del país, pedirá la existencia de un solo regulador convergente, un equilibrio de cargas tanto económicas como administrativas por la llegada de nuevos operadores al mercado, la revisión de la compensación que se le paga a la ANTV y una política pública clara de contenidos audiovisuales y de televisión por suscripción.

“En el entorno convergente de las telecomunicaciones nacen varias disruptivas sectoriales y, en materia de televisión por suscripción, la industria presenta varias problemáticas que a la fecha no han podido ser resueltas desde el 2012.”, dice Galé Mallol, presidenta de sociación de Operadores de Tecnologías de Información y Comunicaciones de Colombia (Asotic).

Se refiere, entre otros temas, a que, a lo largo del año pasado, el gremio participó activamente en las cinco mesas de trabajo para la construcción de la nueva política pública de televisión y contenidos audiovisuales, lideradas por el Ministerio TIC y, a la fecha, no se sabe el cronograma de dicha política pública ni de los cambios regulatorios solicitados por los agentes del sector.

En este sentido, Mallol insistirá en que se tomen decisiones frente a estos puntos, al considerar, entre otros aspectos, que las nuevas tecnologías exigen reglas claras y equitativas para todos los jugadores del mercado.

Para dar un ejemplo, menciona que los contenidos audiovisuales están llegando a través de diversas plataformas, pero a estas no se les hacen las mismas exigencias, tanto tributarias como legales, que se les aplican a los operadores de la televisión por cable.

En este sentido, la dirigente gremial recuerda que mientas la TV tiene que pagar una compensación aproximada del 7,5 al 10 % de sus ingresos brutos a la Autoridad Nacional de Televisión ($2.141,12, por usuario), los operadores de Internet, por el que los usuarios también están viendo contenidos audiovisuales, solo aportan el 2,2 por ciento al Mintic. “Esto sin contar con pagos de licencias, derechos de autor y otros ítems por los que sí respondemos los cableoperadores de TV”, afirma.

Mallol considera, además, que el Estado, a través de las autoridades del sector, deberían exigirles a todas estas nuevas plataformas de contenidos, manejar una cuota de pantalla mínima de producción nacional. Recuerda que, en países como España, por ejemplo, esta fue una de las condiciones que se le impuso a Netflix para poder ampliar la base de suscriptores.
Finalmente, la presidenta de Asotic espera precisamente que el Foro sirva no solo para analizar estos temas, sino para que se comiencen a tomar decisiones inmediatas, pues considera que, si no se hacen los ajustes, estas empresas, que son ciento por ciento colombianas, tenderán a desaparecer.