Foto: Muhammed Said - Agencia Anadolu

Al menos 14 civiles perdieron la vida luego de un ataque aéreo sobre la provincia de Idlib, Siria, afirmó la Defensa Civil.

Según Mustafa Hajj Youssef, director de la Defensa Civil siria, también conocida como los Cascos Blancos, los ataques aéreos se dirigieron contra las aldeas de Bsenkul, Ariha y Dana.

Youssef afirmó que hay un gran número de heridos y teme que el número de víctimas mortales aumente.

Un observatorio aéreo de la oposición también confirmó que los aviones de guerra rusos atacaron estas áreas residenciales.

En las últimas tres semanas, ataques aéreos sobre asentamientos civiles en Idlib y Hama han dejado un saldo de 112 civiles muertos y 110 heridos, de acuerdo con fuentes de la Defensa Civil siria.

Controlada por grupos opositores al régimen sirio, Idlib ha estado bajo intensos bombardeos en el último mes y medio.

Localizada en el norte de Siria, cerca a la frontera con Turquía, en mayo pasado se declaró a Idlib como una “zona de desescalamiento” donde los actos de agresión están prohibidos.

Fuentes oficiales de la ONU han señalado que cientos de miles de civiles han sido asesinados durante el conflicto.

Siria ha estado encerrada en una devastadora guerra civil desde marzo de 2011, cuando el régimen de Bashar al-Assad tomó fuertes medidas contra las protestas en favor de la democracia con una ferocidad inesperada.