Una fuerte explosión se registró este domingo en el departamento del Guaviare, dejando gravemente heridos a dos miembros del Ejército y a cuatro civiles. Aparentemente fue obra de disidencias de las Farc.

Según declaró la Fuerza Pública mediante un comunicado, este hecho habría sido perpetrado por disidentes del frente primero de las Farc en el corregimiento de Capricho.

Al parecer, una patrulla se movilizaba con la zona realizando operaciones de vigilancia, control y registro, una tarea que habitualmente se realiza en la región.

Un artefacto explosivo que se encontraba escondido al interior de una caneca de basura habría sido accionado por radio control cuando pasó al frente la patrulla, causando así este lamentable suceso.

Entre las personas heridas se encuentra un joven menor de 16 años. Él, junto al resto de las víctimas, fue trasladado al cantón militar de Apiay, Meta, con el fin de recibir la atención médica requerida para salvaguardar su vida. Los lesionados fueron atendidos a tiempo y ya se encuentran fuera de peligro.

Las autoridades manifestaron su rechazo ante este hecho, y aseguraron que se trata de una estrategia para desestabilizar una región que en otro tiempo fue tuvo gran influencia por parte de los grupos armados al margen de la ley:

“Este comando rechaza enérgicamente este acto terrorista perpetrado por las disidencias del frente primero, quienes buscan claramente afectar la tranquilidad y la paz que ha logrado consolidar el departamento del Guaviare”, dice el comunicado.

En estos momentos se adelantan las acciones investigativas para dar con el paradero de los perpetradores. Se espera recibir en las próximas horas noticias que permitan determinar la identidad de los autores.

“Se continúa con las operaciones sobre el sector, a fin de dar captura a los responsables de este hecho y de esta manera salvaguardar y velar por la integridad de la población civil”, concluye la comunicación.