Las 26 aulas hospitalarias que tiene la ciudad, y que en la actualidad atienden a 2.233 estudiantes, recibieron nueva dotación para sus procesos pedagógicos con los niños y jóvenes que se encuentran hospitalizados en la ciudad.

Instrumentos musicales y equipos electrónicos como tabletas, computadores y televisores son algunos de los elementos que recibieron estas aulas que se encuentran ubicadas en hospitales de la capital.

Este programa, pionero en el país, busca que los niños que por sus condiciones de salud que no pueden asistir regularmente al colegio, vean sus clases dentro el mismo hospital. Esto no solo les ayuda a no atrasarse en sus materias, sino que se recuperan más fácilmente, ya que esto impacta positivamente en su salud.

“Es que la escuela vaya a donde están los niños, no al contrario, y que la educación y los procesos pedagógicos se adapten a sus circunstancias especiales, como es el caso de los estudiantes que padecen de alguna enfermedad y eso los obliga a estar hospitalizados. Nosotros les brindamos todas las herramientas para que no tengan que suspender sus estudios”, dijo Diana Martínez, directora de Inclusión e Integración de Poblaciones de la Secretaría de Educación.

El Hospital San José Pediátrico, la Fundación Hospital de la Misericordia, el Instituto Nacional de Cancerología, el Hospital Santa Clara, el Hospital de Meissen, el Hospital del Tunal, fueron algunos de los beneficiados con este material didáctico y educativo que servirá de apoyo a los docentes para reforzar los procesos pedagógicos de los niños y jóvenes que se encuentran hospitalizados.