Este viernes la Policía de Infancia y Adolescencia llegó al sector de Corabastos como parte de un operativo que se viene adelantado para evitar el trabajo infantil, teniendo en cuenta que la mayoría de niños y adolescentes de la capital se encuentran en vacaciones de mitad de año de las instituciones educativas.

Dicha acción se da en el marco del plan Vacaciones Seguras y en Paz, promovido por la Policía Nacional en coordinación con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Según explicó el capitán Luis Carlos Urrego, jefe de Infancia y Adolescencia, en la mañana de este viernes se encontraron 29 niños y adolescentes que se encontraban laborando dentro de la central y quienes finalmente quedaron a disposición del ICBF para el restablecimiento de sus derechos.

“Varios de ellos fueron encontrados trabajando con sus padres de familia, quienes  dicen que no tiene con quien dejarlos”, agregó el Capitán.

Las autoridades hicieron un llamado a los padres de familia para que durante esta temporada vacacional promuevan en sus hijos actividades deportivas y recreativas, y rechacen cualquier opción para que estos laboren.