En el municipio de Fómeque, entre las veredas Quebrada Blanca y Chinia en Cundinamarca, fue hallado sin vida un ejemplar de oso andino como consecuencia de disparos en su vientre

Según han logrado establecer las autoridades competentes, dicha situación fue provocada presuntamente por cazadores quienes abandonaron el cuerpo del animal en la selva. Se estima pesaba aproximadamente 100 kg y era un macho adulto.

”A partir de este momento concentraremos todos nuestros esfuerzos en colaborar con las autoridades de policía y de fiscalía con tal de identificar a los asesinos de este ejemplar de oso andino, no puede ser que en Colombia sigan sucediendo actos demenciales como este, el peso de la ley debe caer con toda su fuerza sobre los hombros de los delincuentes que perpetraron este acto sin nombre”, agregó Oswaldo Jiménez, director general de Corpoguavio, autoridad ambiental en cuya jurisdicción.

La seguridad y el bienestar, de más de 15 millones de colombianos que se surten de agua proveniente del Páramo de Chingaza, se ponen en riesgo como consecuencia del deterioro de los ecosistemas proveedores de este y otros servicios ambientales. Cuando se rompe el frágil equilibrio, que sólo existe gracias al balance en la cadena trófica, se rompe la posibilidad de un aprovechamiento sostenible de los recursos que se ven forzados para su recuperación.

Por tu parte, Néstor Guillermo Franco González, director de la CAR Cundinamarca, manifestó su rechazo y aseguró que con estas acciones no sólo se pone en riesgo el ecosistema, sino la vida y el bienestar de las comunidades que dependen de los servicios ambientales que se desprenden de proteger el equilibrio ecosistémico.

Agregó que “una especie, cuyo estado de conservación se encuentra en la categoría de vulnerable, según lo indica la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza UICN, es una especie que debe ser protegida por la ley, pero no sólo la ley escrita en un papel, debe ser protegido en la práctica y los responsables de esta atrocidad deben responderle al país, a la justicia y deben recibir además una sanción social de rechazo por actuación tan vil”.

Este oso es un ejemplar diferente al osezno que la CAR Cundinamarca buscaba afanosamente en jurisdicción de La Calera en días pasados para ser reubicado nuevamente al interior del Parque Nacional Natural Chingaza.

Cabe resaltar la importancia del oso andino en los ecosistemas de alta montaña, “el oso de anteojos, como es conocida esta especie, es un importante dispersor de semillas, se le conoce como ‘el jardinero del bosque’, por el rol ecológico que desempeña, permitiendo la renovación de las coberturas boscosas, tener una población sana y estable de osos andinos, garantiza un adecuado funcionamiento del ecosistema, pero en su ausencia, el ecosistema se debilita a tal punto que se hace imposible mantener el equilibrio que ofrece bienestar y seguridad a las comunidades, sin osos el bosque pierde funcionalidad”, aseguró José Fernando González Maya, (PhD) en ciencias de la conservación y director de ProCAT.

CANAL CAPITAL SOMOS TUS OJOS EN BOGOTÁ