Foto: Prensa de Alcaldía de Bogotá.

El trabajo articulado de la Alcaldía de Bogotá en la recolección, barrido y limpieza de las calles de las 12 localidades que resultaron afectadas por cuenta del paro de Aguas Bogotá sigue su trabajo sin parar.

Desde que inició la emergencia sanitaria el pasado 1 de febrero y hasta la fecha se han acumulado 16.476 toneladas y recogido 12.127.

Lea también: CON FLOTA EXCLUSIVA DE COMPACTADORES SE REALIZAN LABORES DE RECOLECCIÓN EN ENGATIVÁ

La Alcaldía hizo un llamado contundente a la ciudadanía para colaborar con la superación de la emergencia ambiental y sanitaria y a su vez rechazó los actos de vandalismo.

“Se necesita a los bogotanos reciclando y no generando alteraciones al orden público como sucedió durante la noche en la localidad de Engativá, donde las manifestaciones provocaron la quema de basuras, con lo cual se dificulta la recogida”, indicó la administración de Enrique Peñalosa.

De acuerdo con Bomberos Bogotá, además de la quema a las basuras, se logró controlar el incendio a un bus del SITP en la Avenida Mutis con carrera 103 y se instaló Puesto de Mando Unificado a la entrada del Relleno Sanitario de Doña Juana para regar agua sobre las basuras quemadas que fueron recogidas, para evitar un incendio y contacto con las que ya han estado dispuestas en el relleno.

Solo la localidad de Engativá contó durante la madrugada con 25 camiones (15 compactadores y 10 volquetas con minicargador) para atender la situación de basuras. En las otras 12 localidades, de 122 se aumentó la flota a 138 vehículos.

A su vez el Ministerio de Medio Ambiente, ha estado monitoreando el avance que ha tenido el Distrito con la recolección de basuras.

“En nuestro recorrido por dos de las principales localidades afectadas, como Engativá y Teusaquillo, observamos que efectivamente hay acumulación de residuos, pero también evidenciamos que ya están llegando los vehículos para recoger los residuos que se generan diariamente en la zona”, informó Willer Guevara Hurtado,  viceministro de Políticas y Normalización Ambiental, quien entregó un parte de tranquilidad a la comunidad, descartando una afectación a la salud o al medioambiente.