A través de una rueda de prensa ofrecida por empresarios operadores del SITP se alertó sobre la posibilidad de que Bogotá se quede sin el servicio de los buses azules al finalizar de este año, pues aseguran que presentan una crisis financiera y operativa.

Según dice Víctor Raúl Martínez, vocero de las siete empresas operadoras del SITP, el Gobierno no tiene compromiso para solucionar esta situación, pues dice que a este tema no se le presta la misma importancia que a otros.

“El SITP se encuentra en una crisis económica y operativa muy profunda y lo que hemos sentido es que, aunque el Gobierno sabe, no hay un compromiso para resolver esta situación. Se habla de visita del Papa, del relleno Doña Juana, del metro, pero la solución del SITP no tiene quien la defienda”, añade.

Martínez también aseguró que de los 7.000 buses que tiene el sistema, actualmente 800 están inmovilizados, lo que conllevaría a que a finales de este año la operación se detenga completamente.

“Hemos sugerido que deberíamos hacer rutas eficientes operacionalmente, hoy tenemos rutas con bajas movilizaciones, hay buses que transitan vacías y eso no se justifica”, concluye.