Fueron capturados justo cuando pretendían huir en un vehículo particular, se les incautó dos armas de fuego tipo pistola y revólver que utilizaban para amenazar al personal de los bancos y de esta manera obligarlos a que en cuestión de segundos les entregaran todo el dinero de las cajas y posteriormente escapar en cuestión de segundos sin dejar rastro.

Cada uno de los integrantes cumplía un papel específico para lograr cometer los delitos, dos de ellos se encargaban de ingresar a las entidades financieras, distrayendo previamente al personal de la vigilancia privada, un tercer hombre era quien cumplía las funciones de campanero, es decir, avisar a los demás sobre la presencia de la Policía, mientras que el cuarto sujeto esperaba afuera en el vehículo, listo para emprender la huida con el botín.

Los detenidos harían parte de una estructura delincuencial denominada ‘Los Rápidos’, que se dedicaba al asalto de entidades financieras mediante la modalidad de taquillazo, por lo que la Policía continúa la investigación para esclarecer en qué otros hurtos estarían involucrados.

En la acción fueron recuperados 4 millones 155 mil pesos, que pretendían hurtarse mientras que los sujetos fueron puestos a disposición de las autoridades competentes, para su judicialización.