Juan Pablo Montoya logró pasar de cero a 400 kilómetros por hora y volver a cero en menos de un minuto. La prueba tuvo un recorrido de 3,1 kilómetros en el Autódromo Internacional de Automovilismo Ausstllung de Frankfurt, Alemania.

La marca Bugatti destacó el esfuerzo del colombiano a través de las redes sociales. “Este es el tiempo más rápido jamás alcanzado y medido oficialmente para esta maniobra de conducción para un vehículo de producción (es decir, que se puede comprar) en todo el mundo”.

Según el portal Soy Motor, Montoya no dudó en aceptar la invitación para conseguir el récord. “Mi primer pensamiento fue que haría lo que Bugatti quisiera con tal de conducir este increíble coche. Cuando conduces el Chiron por primera vez, y lo llevas con calma, no puedes imaginar lo potente que es. Pero en cuanto aprietas el acelerador, y se activan los turbos, entrega todo el par y no parece detenerse nunca”.