La selección chilena de fútbol le ganó el miércoles 3-0 a Portugal en la definición por penales gracias a tres atajadas de su arquero, Claudio Bravo, para clasificar a la final de la Copa Confederaciones tras el 0-0 del tiempo reglamentario.

Arturo Vidal, Charles Aránguiz y Alexis Sánchez marcaron para la “Roja” en la tanda de penales, mientras que Bravo frenó los tres remates del elenco portugués.

El encuentro comenzó con los dos equipos mostrando mucha movilidad. Portugal estuvo cerca de abrir el marcador a los 5 minutos, pero poco después el meta luso tapó un remate de Eduardo Vargas tras un precioso pase de Alexis Sánchez.

El primer tiempo fue un intercambio de ataque por ataque, con los equipos presionando bien arriba y mostrando transiciones rápidas para lastimar en ofensiva.

En el inicio del segundo tiempo Chile estuvo cerca de marcar dos veces, a través de Sánchez y Vargas, pero Rui Patricio salvó la valla lusa con dos grandes atajadas. A los 62, un remate desde fuera del área de Arturo Vidal salió desviado.

Portugal apretó el acelerador cerca del final del partido, cuando comenzó a aprovechar algunos errores de traslado de Chile. Cristiano Ronaldo estuvo cerca de marcar a los 71, cuando un remate que se desvió en un rival salió apenas desviado al tiro de esquina. El delantero del Real Madrid tuvo otra a los 85, pero cabeceó ancho.

El conjunto europeo tuvo la primera en el suplementario, un remate desviado de André Gomes a los 92. Chile respondió a los 95 con un cabezazo de Sánchez que pasó al lado de un palo.

En el último minuto del partido, un remate de Vidal dio en el palo, y Martín Rodríguez tomó el rebote pero su disparo dio en el travesaño. Segundos después, Sánchez perdió otra opción.