El título de la fábrica de agua de Bogotá no es gratis para Chingaza, expertos comparan esta región de la cordillera oriental colombiana con sectores de la selva chocoana por la cantidad de lluvia que allí cae.

Así mismo, la pureza del agua, le permite a Bogotá enorgullecerse por la calidad de este líquido vital, que no solo beneficia a los capitalinos, sino a los municipios aledaños y a Villavicencio.

“En total unos 15 millones de habitantes de Cundinamarca y Meta se benefician de los 220 millones de metros cúbicos de agua que almacena Chingaza, que se ubica en una zona estratégica”, según Jerson González, profesional en gestión del agua del parque.

Por otro lado explica: “aquí siempre está lloviendo, las precipitaciones en algunas temporadas del año alcanzan a los 5 mil milímetros al año que son condiciones similares a las de la costa pacífica del país”.

El agua en Chingaza tiene una particularidad, cuenta con una pureza del 95%, la cual que permite al Acueducto de Bogotá disminuir costos en el tratamiento, un verdadero orgullo para los bogotanos.