Este marte, el Departamento Nacional de Estadísticas (DANE) informó que la inflación en agosto tuvo una cifra levemente superior al esperado por el mercado.

La cifra de agosto contrastó con una caída de los precios al consumidor de 0,32 por ciento en igual mes del año pasado, así como con la baja de 0,05 por ciento en julio. En un sondeo de Reuters, el mercado proyectó una inflación de 0,11 por ciento para el octavo mes del año.

La variación de la inflación en agosto fue explicada por un aumento en los precios de la vivienda con un 0,44 por ciento, seguida por los del rubro de otros gastos con un 0,20 por ciento, los de la salud con un 0,15 por ciento, los de la educación con un 0,14 por ciento, los de la diversión con un 0,06 por ciento y los del transporte con un 0,02 por ciento.

En contraste, los precios de los alimentos cayeron un 0,47 por ciento, los del vestuario bajaron un 0,02 por ciento y los del sector de las comunicaciones disminuyeron un 0,02 por ciento.

Entre enero y agosto, la inflación acumuló un 3,44 por ciento, en comparación con el 5,31 por ciento que alcanzó en el mismo periodo del 2016, precisó el DANE en un comunicado.

La moderación de la inflación ha sido uno de los principales factores por los que el Banco Central ha reducido su tasa de interés de referencia desde diciembre pasado en un total de 250 puntos base hasta el actual 5,25 por ciento, para impulsar una recuperación de la economía.

En tanto, en los últimos 12 meses la inflación acumuló un 3,87 por ciento, frente al 8,10 por ciento en igual lapso del año previo, manteniéndose dentro del rango que estableció como meta la autoridad monetaria, de entre 2 y 4 por ciento.

En el sondeo de Reuters los analistas estimaron en promedio que la inflación terminará este año en un 4,14 por ciento, frente al 4,30 por ciento que arrojó la encuesta de julio, al tiempo que para el 2018 año las proyecciones se mantuvieron en un 3,5 por ciento.