Los hechos ocurrieron el 24 de mayo del año  2004, en la vereda Punta de Piedra del municipio de Turbo (Antioquia), cuando varios hombres dispararon contra un campero Mitsubishi, donde murió el ingeniero forestal Héctor Mauricio Tamayo Muñoz.

Por el homicidio del profesional, Daniel Rendón Herrera, alias ‘Don Mario’ llegó a un preacuerdo con la Fiscalía General de la Nación y fue sentenciado a 17 años y 6 meses de  prisión.

En la actualidad, el exparamilitar paga otras cuatro condenas por más de 46 conductas delictivas cometidas en la región de Urabá y el departamento del Meta, donde fueron asesinadas 23 personas.