De acuerdo con la Contraloría General, el presunto desfalco se habría cometido para disminuir las pérdidas de dicha empresa provenientes del subsidio otorgado por el Fondo de Energía Social (FOES) que deben ir destinados para aliviar al pago de la factura de energía de los usuarios de menos recursos entre los estratos 1 y 2.

“El hallazgo fue detectado por el organismo de control en la auditoría  que acaba de realizar a Electricaribe S.A. E.S.P, luego de analizar un promedio de 800 mil facturas mensuales expedidas durante los años  2015 y 2016, para un total de 19 millones de facturas revisadas aproximadamente”, indicó la Contraloría por medio de un comunicado.

Además, el organismo de control aseveró que la cifra de afectados corresponde al 99 % del beneficio del Fondo de Energía Social, con cobertura en siete departamentos de la Costa Atlántica. Según cifras de la Contraloría General, el hecho perjudicó mensualmente entre el 64 % y el 80 % de la facturación.

Aunque no se tiene conocimiento de las fechas del presunto desfalco, la Fiscalía y la Procuraduría anunciaron las investigaciones pertinentes.

Por su parte Electricaribe informó que la aplicación de los subsidios (FOES) se realizó anteriormente a la toma de posesión 2015-2016, “los cuales estarán sujetos a investigación”.