Una de las principales problemáticas que aqueja actualmente al servicio de TransMilenio, se debe al mal uso que algunos ciudadanos le dan al sistema de transporte, pues las pérdidas que generan los colados y quienes atentan contra su infraestructura son casi incalculables. 

Por esta razón y con el fin de recuperar la buena imagen del sistema, el periodista Óscar Sevillano lanzó la campaña “Recuperemos TransMilenio” para estimular la cultura ciudadana en el sistema de transporte masivo.

“Una cultura ciudadana, un empoderamiento de ese sistema, pero ¿cómo?.  En un comienzo queremos hacer enviándole mensajes a la ciudadanía que no riñen con lo que hoy siente el ciudadano, con esa molestia que siente por las evidentes fallas que tiene el sistema, pero que sí motiven a que se comporten bien y a que ayuden y contribuyan en su recuperación”, agregó Óscar Sevillano.

Las acciones de este proyecto se han dado inicialmente a través de redes sociales; sin embargo, la idea es expandir la campaña y apoyarse campañas cívicas que se den a conocer a través de juntas de acción comunal, en programas educativos, entre otros. 

Por su parte, TransMilenio también ha buscado mejorar su imagen promoviendo el buen comportamiento de los usuarios  a través de un  pato, un personaje que busca  contrarrestar los colados que anualmente le cuestan mucho dinero al sistema.

Para expertos en formación de ciudadanía, también deben adelantarse campañas con expertos para asegurar el impacto futuro.

“Cuando sean adultos ellos lo van a replicar con sus hijos  y tenemos la posibilidad de garantizar una sostenibilidad en el tiempo siempre soportados en el tema educativo y siempre teniendo en cuenta que los chicos que están en edad escolar, incluso los universitarios son uno de los motores fundamentales para hacer transformaciones culturales”, añade Johan Avendaño, experto de la Universidad Central.

Sin embargo, el problema de la sobreocupación y los retrasos en las frecuencias de los articulados siguen presentes, pues se ha convertido en uno de los medios de transporte más escogido por la mayoría de ciudadanos para trasladarse gracias a sus conexiones a lo largo de la ciudad. 

“Este es el medio más escogido por los bogotanos, porque independientemente para los viajes, para el tipo de viajes que se realizan que son más de 11 kilómetros en TransMilenio, es la manera más rápida de moverse en Bogotá”, dice Darío Hidalgo, experto en movilidad.

Actualmente, este sistema también ofrece a la ciudadanía servicios culturales pues cuenta con seis biblioestaciones, exposiciones itinerantes de fotografía y teatro que atraen pasajeros.