calles de La Candelaria
Foto de: bogota.gov.co

La Candelaria es reconocida por el legado arquitectónico de sus calles, las cuales han sido el epicentro de acontecimientos clave en la historia política y cultural colombiana.

Esta localidad abarca el Centro Histórico de Bogotá que cuenta con 54 predios declarados como Bienes de Interés Cultural del Orden Nacional (antiguos Monumentos Nacionales) y 1.608 más son de conservación arquitectónica. Según información del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural.

Fue escenario del Día de la Independencia el 20 de Julio de 1810 y el 9 de abril de 1948. Hoy sus calles y construcciones reflejan la historia de la ciudad y del país.

Historia de sus calles

calles de la candelariaEn 1774, el virrey Manuel Gurior decidió organizar las calles de la ciudad y pidió ayuda a los alcaldes para nombrar y numerar las casas. Este fue el hecho que dio origen a los curiosos nombres que hoy adornan el Centro Histórico de la capital colombiana.

Muchos de estos nombres, que aún se conservan, reflejan las creencias religiosas de las personas que habitaban la ciudad: Santa Bárbara, Santa Ana, San Andrés, San Bruno y Santa Isabel, entre otras.

Pero no solo la religión determinó el nombre de estas calles y casas. Otras tantas fueron denominadas de acuerdo con héroes de la patria, romance y leyendas. Algunas de ellas son: de Quesada, del Amor, del Panteón y de la Conquista.

Lea también: CINCO MIRADORES PARA APRECIAR LA BELLEZA DE BOGOTÁ

Datos curiosos

calles candelariaDe acuerdo con información aportada por la Alcaldía de Bogotá, presentamos algunos datos históricos que se encierran tras las pintorescas calles de La Candelaria:

Calle del Silencio: recibió su nombre por haber sido en tiempos coloniales, la más silenciosa de las calles de Santa Fe.

Calle del Pecado Mortal: su nombre fue asignado por cierto viejo que desde lejanos tiempos cruzaba las calles de Santa Fe en altas horas de la noche pidiendo limosna a los que estaban en pecado mortal.

Calle de la Fatiga: la llamaron así porque los peatones que subían por la calle 10, llegaban casi sin aire por la pendiente de su calle.

Calle de las Culebras: su nombre surgió debido a los riachuelos cercanos que albergaban serpientes que terminaban deslizándose hacia las casas.

Calle Sola: como su nombre lo indica, era una calle poco habitada y desierta.
Calle de la Cajita de Agua: allí se ubicó la fuente del agua comunitaria para los habitantes de la zona.

Calle de la Enseñanza: albergó el primer colegio para señoritas de la época.

Calle de Buena Vista: Su nombre obedeció al espléndido panorama que desde allá solía divisarse.

Lea también: ¿CONOCE ESTOS SEIS MUSEOS EN BOGOTÁ?