Huracán Irma ha sido unos de los más destructivos. Foto: Reuters.

Irma, uno de los huracanes más poderosos registrados en el Atlántico, tocó tierra en Florida el domingo. El fenómeno perdía fuerza gradualmente y fue degradado a “tormenta tropical”, de acuerdo al Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

Irma se dirigía al noroeste en el centro del estado y se ubicaba a 170 kilómetros al norte-noreste de Tampa, con vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora (kph).

Gran parte de las costas del este y oeste de Florida siguen siendo vulnerables a las marejadas ciclónicas, que se producen cuando los huracanes elevan el agua del océano sobre los niveles normales. El riesgo se extendía a la costa de Georgia y zonas de Carolina del Sur, indicó el CNH.

Los Cayos de Florida, donde Irma tocó tierra el domingo como huracán categoría 4 con vientos sostenidos de hasta 215 kph, mostraban extensos daños, indicó el Miami Herald, que citó al director de Emergencias del condado de Monroe, Martin Senterfitt.

Irma generó ráfagas de hasta 160 kilómetros por hora y lluvias torrenciales en los alrededores de Orlando, indicó el Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos. Unos 6,5 millones de personas, alrededor de un tercio de la población del estado, fue conminada a evacuar el sur de Florida.

La tormenta provocó la muerte de al menos  28 personas mientras avanzaba por el Caribe y el domingo cobró su primera víctima fatal en Estados Unidos, un hombre que fue hallado muerto dentro de su camioneta.

Los fuertes vientos derrumbaron las líneas del tendido eléctrico y dejaron sin energía unas 5,8 millones de casas y empresas en Florida, según datos estatales. El Aeropuerto Internacional de Miami, uno de los de mayor actividad del país, paralizó los vuelos de pasajeros al menos hasta el lunes.

Irma atravesaría la zona noroeste de Florida y pasaría al sur de Georgia más tarde en el día, provocando hasta 41 centímetros de lluvia.

La llegada de Irma se produce apenas días después de que el huracán Harvey provocara inundaciones sin precedentes en Texas que, de acuerdo a estimaciones preliminares, habrían generado pérdidas de miles de millones de dólares en el tercer estado más poblado de Estados Unidos.

No obstante, la compañía de modelos de riesgo catastróficos AIR Worldwide redujo la pérdida estimada en Estados Unidos por Irma a un rango entre 20.000 millones de dólares y 40.000 millones de dólares.

Irma azotó Cuba en la mañana del sábado como huracán Categoría 5 tras devastar islas del noreste del Caribe como Barbuda, San Martín y las Islas Vírgenes.