Los sectores conservadores han sido férreos opositores a la aplicación de la eutanasia. Afirman que la decisión de terminar con la vida de manera voluntaria no puede ser una decisión de un ser humano y que la voluntad de Dios debe prevalecer en el momento de morir.

De igual forma, destacan que el problema no es aplicar la eutanasia. Alegan que el dilema de fondo radica en un sistema de salud que necesita fortalecerse en prevención y tratamientos para evitar que los pacientes crónicos o terminales sufran al final de sus días.

Respecto a esto, Opina Bogotá entrevistó a Jhon Milton Rodríguez, pastor cristiano que está en contra de la eutanasia.

“En Latinoamérica, Colombia sería la primera en avalar la eutanasia en niños. Considero que le falta análisis y ética. El país no debería abordar la eutanasia para menores. El tratamiento de las EPS ha sido paupérrimo en la salud general”, destacó el pastor Rodríguez.

De igual forma, el pastor Rodríguez afirmó que muchos de esos recursos desviados en casos de corrupción servirían para mejorar el sistema de salud.

Al respecto añadió: “Que solo haya cuatro países que avalen la eutanasia, indica que el resto de países tienen un sistema paliativo para el dolor que puede reemplazar el procedimiento. No entraríamos a juzgar lo que cada persona o familia decidan sobre su vida. Nuestro cuestionamiento es al Estado. 60 billones en corrupción que podrían servir para tratar enfermos”.

“Hay instituciones que acompañan a personas con enfermedades difíciles o complicadas. La paz espiritual logra prolongar la expectativa de vida. Lo hemos comprobado

Considero que en ningún caso se aplique la eutanasia. Debemos explorar más a fondo nuestro sistema de salud:

La vida es un milagro y pertenece a Dios. La gente existe, así no se lo proponga. Pero hoy se ha secularizado tanto la vida que ya sacamos los principios de la vida”, puntualizó Rodríguez