A partir de este jueves la Alcaldía de Bogotá y el Ministerio de Ambiente pusieron a disposición de los ciudadanos un dispositivo que permite pronosticar la calidad del aire con 24 horas de anticipación.

El pronóstico del Índice Bogotano de Calidad del Aire (IBOCA) funciona de una manera similar a como lo hace el IDEAM con el comportamiento del clima. Este indicador multipropósito comunica el estado de la calidad del aire y el riesgo ambiental por contaminación atmosférica en cada una de las 19 localidades.

Esta herramienta servirá para que los ciudadanos conozcan de primera mano cuándo pueden aprovechar mejor los espacios al aire libre para realizar actividades físicas, caminar, respirar aire puro o cuándo deben ventilar oportunamente su hogar para favorecer su estado de salud.

Para ello, las Secretarías de Salud, Movilidad y Ambiente de Bogotá seguirán trabajando de la mano con el Ministerio de Ambiente hacer seguimiento de los espacios en la ciudad.

El IBOCA se suma al Sistema de Vigilancia Epidemiológico Ambiental y Sanitario, a través del cual la Secretaría de Salud realiza el seguimiento de los principales signos y síntomas asociados a la exposición por contaminación atmosférica en la población menor de 14 años y en la adulta mayor de la ciudad.

Esta vigilancia evidencia que la expectoración, la tos diferente a estados gripales, las sibilancias (silbidos en el pecho) en la noche y en el día, son los síntomas más asociados a la contaminación del aire, sin ser los directos responsables de las enfermedades o la mortalidad respiratoria, afectando principalmente a los grupos más susceptibles de la población como son los menores de cinco años, mujeres embarazadas y los adultos mayores.

Se ha identificado que los factores que más contribuyen a la manifestación de síntomas como la sibilancia son:

• La vivienda está ubicada cerca de vías de alto tráfico pesado que generan contaminación.
• Edificaciones o vías en construcción que generan contaminación del aire cerca de la vivienda del niño.
• Presencia de humedad y hongos dentro de la vivienda.
• Presencia de animales domésticos en la vivienda.
• La madre del niño(a) estuvo en contacto con personas que fumaban mientras la gestación.
• Durante los 2 primeros años de vida, el niño estuvo en contacto regularmente con personas que fumaran.
• Las personas que conviven con el niño tienen contacto con sustancias tóxicas.

CANAL CAPITAL SOMOS TUS OJOS EN BOGOTÁ