REUTERS/Ueslei Marcelino

La Fiscal General de Venezuela, Luisa Ortega Díaz fue destituida de su cargo en la mañana de este sábado. La decisión fue revelada por el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente en el inicio de la primera sesión, luego de las elecciones de la Asamblea el pasado fin de semana.

Tras ser destituida, la ahora exfiscal, declaró que va a “seguir luchando por la libertad y la democracia de Venezuela, al frente de lograr las conquistas de los derechos humanos y el rescate de la libertad”.

Además, resaltó que “lo que quieren con esto es esconder las pruebas de Odebrecht […] esconder las pruebas de la violación a los derechos humanos que se han dado en este país”.

Los 545 miembros de la Asamblea Nacional Constituyente, con poderes especiales sobre otras instituciones del Estado, aprobaron por unanimidad en la sesión remover a Ortega de su puesto, antes que “suspenderla” como había decidido en Sala Plena la máxima corte.