“Invito a todos los hinchas para que disfrutemos que el campeonato quedó en Bogotá y lo hagamos en paz, tengamos una convivencia armoniosa, Bogotá ya ganó. Mostrémosle al país que los bogotanos sabemos ganar y que seamos un ejemplo de convivencia para todos”, destacó el alcalde.

El mandatario señaló que se definirán una serie de medidas de seguridad para que esta fiesta del fútbol, que se desarrollará el miércoles y el domingo en horas de la noche, se viva sin contratiempos: “Vamos a expedir una Ley Seca en los alrededores del estadio el Campín y estamos organizando todo el evento”.

Por su parte, el secretario de Seguridad, Daniel Mejía, indicó que se dispondrán de cerca de 1.300 uniformados, además de gestores de convivencia para la final capitalina. “Vamos a tener un dispositivo como el que se tiene en la gran mayoría de partidos que son clásicos en Bogotá. Quiero destacar el comportamiento de este fin de semana en el estadio y reiterar el llamado del alcalde de festejar en paz y esta sea una fiesta ejemplar”, sostuvo Mejía.

Así mismo, el director del IDPAC, Antonio Hernández, informó que se reunirá la Comisión Distrital de Seguridad Comodidad y Convivencia para establecer las demás medidas necesarias para estos encuentros.

“Iniciamos con Ley seca, pero queremos que haya corresponsabilidad con las barras futboleras, que sea una fiesta del fútbol bogotano y que estemos a la altura de esta fiesta”, puntualizó.