Washington lanzó el jueves una bomba GBU-43, también conocida como la “madre de todas las bombas”, contra una serie de cuevas en el este de Afganistán usadas por militantes de Estado Islámico, dijo el Ejército estadounidense.

Fue la primera vez que este tipo de bomba se usa en combate y fue lanzada desde un avión militar MC-130, según informó el portavoz del Pentágono, Adam Stump.

Al parecer la bomba hizo impacto en un complejo de cavernas en este país, en el distrito de Achin, en la provincia oriental de Nangarhar, dónde se presume se ubica grupo del Estado Islámico.