Foto: Presidencia Colombia / César Carrión

Los jefes de Estado y Gobierno del continente finalizaron el sábado en la noche la VIII Cumbre de las Américas, cuyo principal tema de discusión era la corrupción, un cáncer que agobia la región.

Paralelo a la agenda oficial, los líderes americanos sostuvieron encuentros bilaterales para tratar asuntos tanto regionales como locales, como los acuerdos comerciales subregionales, seguridad y lucha contra el narcotráfico o migración, entre otros.

Aquí un breve balance del encuentro regional y de los principales acuerdos y resultados del mismo.

En reemplazo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, asistió su vicepresidente, Mike Pence, quien se reunió con los presidentes de México, Colombia, Perú y Argentina.

El presidente Juan Manuel Santos le pidió al enviado de Trump que Colombia sea eximida de los aranceles al acero (25 %) y al aluminio (10 %), impuestos recientemente divulgados por la Casa Blanca.

“Les vamos a solicitar que en ese frente, que en el caso colombiano son cifras muy pequeñas (las exportaciones de dichos materiales), nos incluyan en los países exentos de ese arancel”, dijo Santos.

Igualmente, Bogotá volvió a pedir el apoyo de Washington para el ingreso de Colombia en la OCDE: “le conviene también a EEUU que nosotros estemos ahí, porque es nuestro principal inversor y el principal socio comercial”, dijo el presidente Santos.

Pence, por su lado, exaltó al mandatario colombiano por su “compasión y generosidad” con los millones de venezolanos que han llegado a Colombia huyendo de la crisis en su país, al igual que su determinación en la lucha contra las drogas.

Recordó que su país ordenó girar USD 2.5 millones para atender a los migrantes venezolanos que llegan a Colombia y anunció que aportará USD 16 millones adicionales para asistencia humanitaria a los migrantes venezolanos.

“Le aseguro que la relación entre nuestros países nunca ha sido tan sólida como en la actualidad”, dijo el enviado de la Casa Blanca.

En una breve reunión con el presidente anfitrión, Martín Vizcarra, el vicepresidente estadounidense también reconoció el papel de Perú por su liderazgo y la “fuerte posición” adoptada por Perú contra el Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

Pence también felicitó al mandatario peruano por el “éxito” de la Cumbre, a la vez que ratificó el apoyo a las aspiraciones de Perú de hacer parte de la OCDE.

Vizcarra, por su parte, destacó el énfasis de la Cumbre frente a la corrupción y la adopción de un documento de consenso frente a este flagelo.

Por problemas de agenda, Mike Pence, no logró reunirse con el presidente argentino Mauricio Macri.

Macri, entretanto, sí sostuvo encuentros con sus homólogos de Colombia y Panamá, con el premier canadiense Justin Trudeau y con el senador Republicano estadounidense Marco Rubio.

Con el presidente Santos, el mandatario argentino dialogó acerca de los avances que Colombia y Argentina lograron en el intercambio de información para mejorar los controles y el combate contra el narcotráfico.

Los mandatarios acordaron que el vicepresidente de Colombia, Óscar Naranjo, viaje a Argentina para reunirse con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y perfeccionar la colaboración entre ambos países en la lucha contra el crimen organizado.

Los jefes de Estado analizaron la posibilidad de que Argentina envíe a Colombia cascos blancos a la frontera con Venezuela.

También dialogaron sobre el proceso que se adelanta para alcanzar un acuerdo del Mercosur con la Unión Europea (UE) y una convergencia con la Alianza del Pacífico.

El presidente argentino le manifestó a su homólogo Santos el interés de ampliar la frecuencia de los vuelos directos entre ambos países y acordaron trabajar para lograr un convenio bilateral que elimine la doble imposición.

La Alianza del Pacífico ocupó un lugar importante en la agenda paralela de la Cumbre de las Américas. Al término de una reunión entre los presidentes de los Estados que conforman este bloque (México, Colombia, Perú y Chile) se acordó que a partir de julio los países asociados podrán incorporarse al grupo.

En la reunión estuvo presente el jefe de Gobierno de Canadá, que se encuentra en proceso de ingreso, quien recalcó que “la Alianza del Pacifico es un buen tratado de libre comercio que ha tenido un éxito tremendo y que supone grandes oportunidades para los cuatro países”.

El ‘Compromiso de Lima’ contra la corrupción.

Los presidentes, primeros ministros y cancilleres asistentes firmaron el ‘Compromiso de Lima’, un acuerdo de 57 puntos que contiene acciones concretas para la lucha contra la corrupción en diferentes áreas de Gobierno.

La estrategia incluye el fortalecimiento de las instituciones y la autonomía e independencia judicial, transparencia y acceso a la información, protección de periodistas y personas que investiguen casos de corrupción, incrementar la confianza de los ciudadanos, prevenir la corrupción en contratos públicos y en el financiamiento de campañas en periodos electorales, entre otros.

Detrás del propósito principal que convocó a los líderes americanos, la Cumbre en Lima abordó de manera importante otros tres asuntos, a los que todos los Gobiernos hicieron alusión: su preocupación por la crisis política, económica y social en Venezuela, a quien se le retiró la invitación; el asesinato de tres periodistas ecuatorianos por una disidencia de la extinta guerrilla de las Farc y el ataque conjunto en Siria a tres puntos donde presuntamente se crean y almacenan armas químicas.