El Tribunal Supremo de Sudáfrica elevó el viernes a 13 años y cinco meses la condena por asesinato contra el exatleta paralímpico Oscar Pistorius, después de que el Estado argumentara que la sentencia original de seis años era “sorprendentemente clemente”.

El exatleta no estuvo presente en la corte el viernes, cuando se emitió la condena mínima para un asesinato en Sudáfrica, 15 años, restando los años de condena que Pistorius ya ha cumplido.

“La sentencia impuesta (…) se sustituye por la siguiente: el acusado es sentenciado a prisión por un periodo de 13 años y cinco meses”, dijo el juez, leyendo la decisión del tribunal.

Pistorius originalmente fue condenado por homicidio voluntario y sentenciado a cinco años de cárcel. La condena fue elevada a asesinato por el Tribunal Supremo en diciembre de 2015 y la jueza encargada del caso, Thokozile Masipa, elevó la pena a seis años.

La familia de Steenkamp, que no estuvo en el tribunal para escuchar el fallo, recibió con agrado la sentencia y dijo que demostraba que la justicia puede prevalecer en Sudáfrica.

“Esto es algo emocionante para ellos. Simplemente sienten que su confianza en el sistema de justicia ha sido confirmada esta mañana”, dijo a Reuters Tania Koen, una portavoz de la familia.

Grupos de derechos humanos en un país con altos niveles de delitos violentos contra las mujeres habían denunciado que Pistorius estaba recibiendo un trato preferente frente a la población no blanca o aquellos que carecen de su riqueza o estatus de celebridad internacional.