Este lunes se confirmó la desaparición de dos periodistas holandeses que se encontraban en el  municipio de El Tarra, en Norte de Santander, cuando cumplían una misión periodística y fueron interceptados por hombres armados.

La hipótesis inicial del Ejército y de la Policía es que los extranjeros estarían en manos del ELN, por lo que finalmente este martes el grupo guerrillero confirmó dicha acción y aseguró que ya se encuentran haciendo la gestión necesaria con la Iglesia Católica para proceder a su liberación.

“Se trata de una región atravesada por el conflicto armado; en ese contexto, la posibilidad de efectuar privaciones temporales de la libertad a personas desconocidas y ajenas a las comunidades, se corresponde con una actitud preventiva, de ejercicio de protección y seguridad, natural para cualquier fuerza insurgente”, agregó en ELN a través de un comunicado.

Al parecer, Derk Johannes Bolt, de 62 años, y el camarógrafo Eugenio Ernest Marie, de 58, fueron secuestrados por integrantes del Frente Héctor.

El ELN cuenta con unos 2.000 combatientes y frecuentemente ataca a las Fuerzas Armadas y la infraestructura petrolera del país.