Pablo Beltrán / Negociador del ELN

Pero a menos de un mes de la llegada del Pontífice a Colombia no han logrado un consenso.

“Nosotros vamos a hacer todo el esfuerzo que sea necesario para que el cese al fuego sea bilateral y si no se lograra habría que considerar la posibilidad de hacer un cese unilateral por parte nuestra”, dijo Pablo Beltrán, jefe del equipo negociador del ELN.

“Su Santidad Francisco es un Papa que ha vuelto a colocar a la iglesia a pensar en función de las mayorías empobrecidas y excluidas, es un Papa progresista y cualquier gesto que hagamos los colombianos y colombianas para saludar su visita pues es apenas corresponder al respaldo que él le da a que este proceso de paz avance”, explicó Beltrán.

Santos ha exigido al ELN suspender los secuestros, las hostilidades contra los civiles y los ataques contra la infraestructura petrolera para avanzar hacia un pacto bilateral del fuego, pero el grupo guerrillero mantiene los sabotajes con el argumento de que son acciones defensivas y de reacción en medio de la presión militar en su contra.

Beltrán reconoció que esa guerrilla está ocupando algunos territorios que desalojaron las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) después de que firmaron un acuerdo de paz con el Gobierno para poner fin a un conflicto de más de medio siglo que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados.

El líder rebelde dijo que a muchas zonas apartadas de donde salieron las FARC están llegando grupos paramilitares y explicó que la presencia del ELN busca defender a la población civil.

“En muchas zonas de donde salieron las FARC no está llegando el Estado, están llegando son grupos paramilitares porque hay una disputa de territorios. En muchas partes en donde están llegando grupos paramilitares y las comunidades están amenazadas (…) nos han dicho vengan y ayúdenos a organizar la defensa y la protección”, explicó.

“Sí hemos ido a algunas partes es ese sentido, pero es más, no a todas las partes que nos llaman tenemos la capacidad de ir, no se puede hablar de un copamiento sino más bien de una respuesta y esa respuesta no es completa porque no estamos en condiciones de ir a todas partes”, afirmó.

El jefe del ELN reiteró que aunque será difícil concluir la negociación con el presidente Santos, que termina su mandato en agosto del 2018, se debe avanzar lo que más se pueda para que el próximo Gobierno se vea presionado a dar continuidad a ese proceso de paz.