La delegación de paz del Ejército de Liberación Nacional, ELN, se pronunció respecto a la reanudación de los diálogos con el Gobierno. En el comunicado, la guerrilla afirmó que espera que el Gobierno cumpla la cita de mañana 31 de enero para pactar “un nuevo y mejor cese bilateral”.

Esto sucedió después de que el presidente Juan Manuel Santos suspendiera ayer el inicio del quinto ciclo de conversaciones. El mandatario tomó la decisión por los atentados hechos en Barranquilla, de los que el ministro de Defensa confirmó como autor al ELN.

La delegación de paz de ese grupo guerrillero dijo que se encuentra abierta a reiniciar las conversaciones. También afirmó que por los hostigamientos del Ejército a campamentos guerrilleros no pudieron mantener el cese al fuego que inició el 1 de octubre del 2017 y que terminó los primeros días del año.

“Desde que se terminó el cese el 9 de enero, varias estructuras del ELN están respondiendo a la ofensiva militar, ordenada en diciembre pasado por el ministro de Defensa”, dice el comunicado. Además reprocharon que el ministro de Luis Carlos Villegas hubiera aumentado la ofensiva después del fin del cese bilateral el 9 de enero.

En el comunicado también hicieron referencia a los asesinatos de líderes sociales en los primeros días del mes. “Lo más grave de la crisis de este primer cese bilateral fue que ‘el objetivo de mejorar la situación humanitaria’ de la población no solo no se logró, sino que el régimen recrudeció la persecución y asesinato de líderes sociales y opositores políticos”, afirmó la delegación.

No se hizo ninguna mención o aclaración respecto a los atentados hechos el fin de semana en Barranquilla. Pero afirmaron que lamentan “las muertes de esta guerra, especialmente las de líderes sociales y guerrilleros”. Finalmente hicieron la propuesta al Gobierno para reunirse mañana y acordar las bases de un nuevo cese bilateral.

“Continuamos con el propósito de bajar la intensidad del conflicto pactando un nuevo cese, que mejore la situación de la población”, se lee en el comunicado. Hasta el momento no se ha pronunciado ningún miembro de la delegación de Gobierno o el presidente Santos.

Indígenas del Chocó denunciaron que esta tarde que la Fuerza Aérea bombardeó un resguardo indígena en Chagpien Tordo, ubicado en el municipio del Litoral San Juan. La alcaldía del municipio dijo que al parecer hay una menor de edad herida. Sin embargo, la comunidad alertó sobre varias víctimas. La fuerza aérea aseguró que se trató de un ataque contra el ELN en la zona.