La segunda fuerza guerrillera de Colombia, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), confirmó este jueves la liberación de Odín Sánchez,  un político secuestrado desde hace diez meses, situación que le daría paso al inicio de los diálogos de paz con el Gobierno.

Pese a que el pasado 27 de octubre el presidente Juan Manuel Santos había aplazado el acto de apertura de los diálogos de paz con el Eln hasta que ese grupo rebelde liberara al excongresista Odín Sánchez, secuestrado desde abril en el selvático departamento del Chocó,  el 18 de enero del presente año, el Gobierno y el grupo guerrillero lograron un nuevo acuerdo para dar paso a la fase pública de diálogos.

Las partes anunciaron en primer lugar que el 7 de febrero abrirán en Quito la fase pública de negociaciones de paz, con las que se busca poner fin al conflicto que mantienen ambas partes desde hace 52 años, y como segunda instancia el pacto de liberar al excongresita  este 2 de febrero.

“La mesa el día 7 (de febrero) se instala y el 8 empiezan las sesiones. Va a tener en simultáneo el tema de la participación y el de las acciones y dinámicas humanitarias, en este punto se trata de ambas partes ir tomando decisiones que lleven a esa disminución de la intensidad del conflicto”, explicó Pablo Beltrán, jefe del equipo negociador del ELN.

Finalmente, el líder guerrillero subrayó que las negociaciones de paz suponen una gran oportunidad y a la vez “una presión en positivo” para Colombia, que el pasado 24 de noviembre vio cómo se ponía fin a cinco décadas de conflicto armado con las Farc tras firmarse un acuerdo de paz en Bogotá.