* Imagen tomada de la Secretaría de Salud

Educar a un perro a hacer sus necesidades en solo lugar es a menudo un reto para los dueños. Hay que recordar que la educación de tú mascota depende de tí, por lo tanto sus malos hábitos no dependen de él. Por eso la importancia de recordar estás 9 claves para enseñarle a tu cachorro a ir al baño en un solo lugar.

Inicia en la edad ideal

El mejor momento para comenzar a enseñarle a hacer sus necesidades es cuando tiene entre 7 y medio a 8 y medio semanas de edad. Durante esta etapa puedes enseñarle al cachorro a eliminar sus deposiciones antes de que él mismo elija su lugar preferido a la hora de orinar. No te preocupes si tu cachorro es más mayor cuando se inicia el aprendizaje, todavía va a aprender, aunque puede tardar un poco más.

Saca a tu perro

Expertos recomiendan sacar a tu mascota al aire libre o al lugar de tu preferencia para que haga sus deposiciones entre seis y ocho veces al día. Elige un lugar apropiado para ello y llévalo inmediatamente después de que el cachorro se despierte, luego de las sesiones de juego, y de 15 a 30 minutos después de las comidas.

No lo distraigas con otras cosas

Si el cachorro esta aprendiendo a hacer sus necesidades, hacer ruido o distraerlo dificultará su aprendizaje. Tambiés se recomienda no llevarlo a casa antes de que se cumpla el objetivo. Al principio será difícil, pero con el tiempo será cuestión de rutina.

Utiliza una frase clave

Mientras tu cachorro hace sus deposiciones, si repites la misma frase (por ejemplo, “pipi” o “popo”) cada vez que tu cachorro salga a la calle para hacer sus necesidades, entenderá que esta frase significa que es el momento adecuado y el lugar adecuado para eliminar.

Cuando finalmente el cachorro haga sus deposiciones al aire libre, no te olvides de la recompensa. Estimula siempre al cachorro con caricias, dándole un trocito de comida, o jugando con él. Es importante que asocie el premio con el momento de ir al baño.

Supervisa a tu cachorro tanto en el interior como en el exterior

Hay que evitar desastres en casa. Si prestas atención, tendrás la oportunidad de coger al cachorro si empieza a hacer sus deposiciones en el interior y trasladarlo al lugar debido. Es necesario que el perro salga de la casa al menos cada cuatro horas.

No lo castigues después del hecho

Si tu cachorro tiene un “accidente” en casa, no se te ocurra ir a buscarle para frotarle el hocico en él. Muchos propietarios lo hacen y es una aberración. Esto no sirve de nada porque la mala conducta ya se ha producido. En su lugar, trata de sorprender al cachorro en el acto.

No dejes acceso al alimento durante todo el día

Alimenta a tu cachorro a horas fijas todos los días, y quita el plato de comida después de 20 minutos. Esto creará intervalos regulares en el que el cachorro tendrá que ir al baño.

Recuerda que la paciencia es muy importante en este proceso y que no debe ser estresante ni para el humano y tampoco para el animal.