Pero antes de que este bumangués se convirtiera en un protagonista mediático por su radicalidad, fue un Concejal en su ciudad natal por el Partido Conservador, posteriormente ingresó al Tribunal Administrativo de Santander, donde fue Conjuez, Magistrado y Presidente.

En el 2000 entró al Consejo de Estado, donde fue presidente de la sección segunda y luego presidente en el 2004.

En ese mismo año escribió un libro “El desarrollo de nuestra animalidad”, en el cual se opone a las decisiones de la Corte Constitucional que favorecen la dosis personal y el reconocimiento de las parejas homosexuales.

También fue criticado cuando demandó en el 2005 a la revista Soho por una representación que hizo de la última cena. En 2008, poco después de salir de ese tribunal, fue ternado a la Procuraduría y salió elegido en el congreso. En el 2012 fue reelegido como Procurador.

Varias de sus decisiones han sido polémicas como cuando absolvió al exministro Diego Palacio por el caso de la ‘yidispolítica’ o su decisión de destituir e inhabilitar a Gustavo Petro y también a la exsenadora Piedad Córdoba.

En el 2016, una decisión del Consejo de Estado anuló su reelección y lo sacó del cargo.  Desde el fallo de la alta Corte, Ordóñez se dedicó a hacer campaña por el no en el plebiscito y actualmente aspira a la Presidencia de la República.

“Estamos haciendo presencia en la vida pública defendiendo principios. La defensa de la familia y su fortalecimiento como célula vital de la sociedad no está en la agenda pública de hoy. ¿Qué tal una democracia donde no existiera controversia ni pluralidad? Aquí lo que pasa es que una parte del país está diciendo lo que piensa Vamos a defender abiertamente lo que somos, nuestros principios, identidad y tradiciones de la Colombia profunda y creyente”, afirmó Ordoñez.

Sus posiciones netamente conservadoras, lo han llevado a tener enfrentamientos con diferentes sectores de la sociedad.

“Yo fui Procurador y tenía un poder de designación de nombramiento. Yo nombré en cargos a varios homosexuales. El homosexual tiene una dignidad como cualquier persona.  La comunidad LGBTI no debe temer, porque la respetaré. Pero otra cosa es el loby gay que pretende aplicar una ideología de género. Millones de colombianos salimos a las calles y tumbamos a la ministra. Los papás tenemos un derecho, consagrado en la Constitución, de decidir sobre la educación de nuestros hijos Los padres de familia tienen derecho a trasmitir sus creencias a sus hijos. Hay que proteger a los padres de familia, colegios, hospitales públicos. No nos pueden avasallar e imponer la moral laica, en contra de las creencias y tradiciones colombianas”, añadió Ordoñez.

Ordoñez se declara un defensor de la vida y afirma que modificaría la Constitución para defenderla.

“Aquí están acostumbrados a llorar por el ojo izquierdo. ¿Quién dice que la Constitución es inmodificable? Acudiría a los instrumentos democráticos para poder modificar aspectos constitucionales sobre la vida. Defiendo la vida desde su concepción hasta la muerte natural. No estoy de acuerdo con las excepciones de la Corte Constitucional.  Acudiría a los mecanismos legales para desmontar esas excepciones. Vamos a defender la vida. No estoy de acuerdo con la adopción gay. Debemos regular eso. ¿Cuál es el escándalo? Muchos países ya lo han hecho. Hay una terrible confusión conceptual. Colombia no es un Estado laico. Es un ‘cuentazo’ de un juez que le hizo mucho daño al país”, afirmó Ordoñez.

Ordoñez declara que las políticas públicas deben estar centradas en crear ciudadanos con valores más fuertes y definidos.

“Estamos fracasando en la creación de ciudadanos con valores, con principios. Necesitamos ciudadanos con valores formados por la familia. Reintegrar a la familia esa misión educadora.  ¿Preservativos para que se repartan en colegios como política pública? Hace falta más formación para que el joven tome decisiones responsables. Más valores y menos condones”, señaló Ordoñez.

“He hablado con mucha insistencia con el presidente Álvaro Uribe  y el presidente Andrés Pastrana_ para tener una coalición, ojalá antes de primera vuelta”, agregó el exprocurador.

Uno de sus episodios más recordado fue una quema de libros. Respecto a esto declaró que:  “La quemada de libros. Fue una pedagogía que se hizo hace 40 años para llamar la atención sobre un tema. No volvería a quemar libros.  Algunos quemaron un Palacio de Justicia con seres humanos adentro. Yo quemé unos periódicos y revistas hace 40 años”.

“Señores de las Farc: ¿Entregaron a todos los niños secuestrados? ¿Entregaron todas las armas? ¿Se desmovilizaron las milicias? ¿Siguieron narcotraficando? ¿Van a reparar a las víctimas con traperos y máquinas de afeitar?”, finalizó Ordoñez.