Duque, es nacido y criado en la ciudad de Bogotá, hijo del exministro y registrador nacional, Iván Duque Escobar.

Es abogado de la Universidad Sergio Arboleda y tiene maestrías en derecho internacional económico y gerencia pública en Washington, adicionalmente cursó estudios en Harvard.

Entre el año 2001 y 2010, ganó reconocimiento por su labor en el Banco Interamericano de Desarrollo.

En el año 2014 llegó al senado por el partido Centro Democrático, desde entonces, gracias a sus propuestas se han aprobado algunas leyes importantes:

* La que amplió la licencia de maternidad.

* La que autoriza retirar las cesantías para pagar un seguro educativo.

* La que da impulso a las industrias creativas.

* La que ordena instalar desfibriladores en lugares públicos, entre otras.

Para nadie es un secreto que si Duque llega a ser presidente de Colombia, le haría unas cuantas modificaciones al acuerdo de paz, sin dejar a un lado el consenso con los otros candidatos.

“Vamos a seguir recorriendo el país para explicar nuestra propuesta. Quiero ser el candidato del Centro Democrático.

Yo no reconozco enemigos en el Centro Democrático. Lo que más me anima es recorrer el país y decirle a los colombianos que pensemos en lo positivo.

El Centro democrático es un partido que está pensando en lo social, pero no con populismo, como el de pan para hoy y hambre para mañana”, enfatizó Duque.

Una de las campañas más fuertes del Centro Democrático, fue la de impulsar el NO en el plebicito.  Allí contaron con el respaldo del expresidente Andrés Pastrana, sobre lo cual agregó:

“Pastrana participó de forma activa en la campaña del NO. Esperamos conseguir con él una coalición amplia por el futuro del país”.

Duque se define así mismo como una persona de extremo centro y que los debates entre izquierda y derecha son anacrónicos y se deben superar.

Su fuerte es la economía. Considera que se deben realizar reformas en impuestos y atraer inversión extranjera.

 

“A Colombia le pasó lo de la popular canción de Jimmy Gutiérrez, me bebí lo del mercado. El Gobierno reemplazó petróleo por impuestos y eso ha hecho que la economía se empiece a resentir.  Necesitamos que el Estado deje de ver al empresario como una vaca lechera que se puede ordeñar. Tenemos un Gobierno cuyas decisiones han sido desacertadas. La prueba es el estado de la economía de hoy. El problema no está en la edad de pensión, sino en cómo tener un sistema más equitativo. No podemos seguir asfixiando la inversión privada con impuestos. Hay que formalizar la economía con empleo”, señaló Duque.

Algo en lo que ha sido enfático, es la necesidad de reformar los acuerdos de Paz entre el Gobierno y las Farc. La posición del Centro Democrático ha sido muy clara en este aspecto.

“El plebiscito lo ganó el No. Ese mandato popular fue desconocido. El Acuerdo de Paz fue refrendado por un mecanismo espurio. Queremos la paz, pero no una paz que se cimente en premiar al delincuente”, agregó Duque.

“La corrupción es un problema endémico, una enfermedad crónica. Hay que prevenirla, porque si educamos al niño no tenemos que castigar al adulto, Ahora, un niño con hambre no aprende. Necesitamos fortalecer los programas de alimentación, arrebatárselos a los políticos. Quiero destinar un punto del 4 x 1000 para financiar las 30 mil aulas que hacen falta para el aprendizaje de los niños”, destacó Duque.

Señala que Bogotá necesita tres líneas de metro en los próximos 50 años.

“Sueño un país con legalidad, cero tolerancia con el terrorismo, menos impuestos y más empleo formal”, finalizó Duque.