El Tribunal Supremo de España anunció el martes que acordó retirar las órdenes europeas de detención contra el expresidente catalán Carles Puigdemont y cuatro miembros de su gabinete, asegurando que los políticos habían demostrado voluntad para regresar a su país.

Los cinco políticos viajaron a Bélgica tras una declaración de independencia en el Parlamento catalán el 27 de octubre que fue considerada ilegal por los tribunales españoles.