La propietaria de Tardar Sauce o Grumpy Cat, una de las felinas más famosas de las redes sociales por su apariencia gruñona y que ha protagonizado innumerables memes, recibirá 710.000 dólares de una compañía de café por incumplimiento en un contrato de imagen.

Después de varias disputas legales en una corte de California, el jurado falló en contra de la firma Grenade Beverage por disponer de la imagen de Grumpy Cat en diferentes productos cuando solo tenían permitido usarla en su café “Grumpuccino”.

David Jonelis, abogado de la propietaria de Tardar Sauce, Tabatha Bundesen, afirmó que es “la primera vez que un meme de internet consigue una victoria legal”.

Tardar Sauce es una peculiar felina de ojos azules con una marcada apariencia de infelicidad, que se ha hecho famosa en redes sociales y por aparecer en varios programas de televisión y en portadas de revistas estadounidenses.

A post shared by Grumpy Cat (@realgrumpycat) on

A post shared by Grumpy Cat (@realgrumpycat) on

A post shared by Grumpy Cat (@realgrumpycat) on