Tras un leve accidente que sufrió Jonathan en su taxi, al parecer por conducir en estado de embriaguez, fue conducido por hombres de la policía al CAI de guacamayas para someterlo a una prueba de alcoholimetría.

Hasta el CAI llegó un primo de Jonathan para verificar lo sucedido. Comentó que cuando llegó, evidenció que los policías estaban golpeando a Díaz.

“Cuando me acerqué a la celda dos policías le estaban pegando. Les dije que venía a averiguar por mi primo y me dijeron que si también quería pata y puño. Entonces me metieron a la fuerza al CAI. Uno de ellos dijo que a ese hijuemadre se las cobro”.

Después de presentado el altercado con los uniformados, los familiares de Díaz fueron a buscar unos documentos de Jonathan, pero al regresar el joven ya no se encontraba allí.

Tras varias horas de búsqueda la policía les indicó a los familiares de Díaz que se acercaran al hospital Santa Clara para hacer el reconocimiento de un cuerpo con las mismas características del joven taxista. Allí los médicos les confirmaron que el joven murió a causa de un fuerte golpe con objeto contundente en la cabeza.

El exconcejal Luis Eduardo Díaz hizo un pronunciamiento en donde responsabilizaba a la policía metropolitana de Bogotá de la muerte de su sobrino.

“Sin ningún temor puedo decir que los policías lo mataron, porque mi hermano lo vio vivo en el CAI hasta habló con él, entonces porque no lo van a entregar muerto”, afirmó.

La versión del exconcejal es que su sobrino apareció muerto la noche del lunes en el Hospital Santa Clara luego de horas de búsqueda.

Según las investigaciones que adelantan las autoridades, el hombre habría sido trasladado por uniformados de la policía inicialmente al Hospital la Victoria, pero debido a la gravedad de sus heridas fue trasladado al Hospital Santa Clara donde falleció.