famosos compran seguidores

Una extensa investigación publicada por The New York Times reveló que un gran número de celebridades e influenciadores han comprado seguidores en las redes sociales como estrategia para aumentar sus ingresos por publicidad.

En el informe del diario estadounidense figuran personalidades como Kathy Ireland, modelo estadounidense; John Leguizamo, actor colombiano; Lenín Moreno, presidente de Ecuador; Ray Lewis, comentarista deportivo; y Akbar Gbajabiamila, presentadora de ‘America Ninja Warrior’.

Todos ellos, según informa el medio de comunicación, usaron Devumi, una empresa estadounidense que factura millones de dólares por vender seguidores de twitter y retuits a quienes quieran ser, o “aparentar ser”, más populares en las redes sociales.

Sin embargo, lo que probablemente muchas de estas celebridades ignoraban es que Devumi usa millones de cuentas falsas automatizadas, conocidas como bots, para proporcionar a sus clientes el número de seguidores prometido.

“Las cuentas muestran el patrón de una especie de robo de identidad social a gran escala. Al menos 55.000 cuentas de Devumi usan los nombres, fotos de perfil, lugares de origen y otros detalles personales de usuarios reales de Twitter, incluidos menores de edad”, reveló la investigación.

¿Por qué comprar seguidores?

Los llamados ‘influencers’ tienen cada vez más acogida y aceptación en el mundo de las redes sociales, y las grandes marcas han visto en estas figuras una gran oportunidad para llegar a su público través de patrocinios y publicidad en las cuentas más seguidas.

Para el influenciador esto significa obtener ingresos, pero deberá contar con un número considerable de seguidores que resulte atractivo para las empresas dispuestas a invertir en esta nueva modalidad de negocio.

“Para algunos artistas o empresarios, ese estatus virtual es un factor de influencia en el mundo real. Los conteos de seguidores en redes sociales pueden determinar quienes los contratan, cuánto les pagan por patrocinios o compromisos e, incluso, cómo los clientes potenciales evalúan sus productos o negocios”.

Un llamado de atención para la redes sociales

El informe de The New York Times fue publicado en un momento coyuntural para las nuevas tecnologías y las redes sociales, teniendo en cuenta que la semana pasada se presentó un intenso debate en Foro Económico Mundial, realizado en Davos, sobre la ética y la responsabilidad de los gigantes del internet en la privacidad de los usuarios, así como en la veracidad de los contenidos.

Lea también: ESTOS FUERON LOS PRINCIPALES DEBATES ECONÓMICOS EN DAVOS