Los admiradores de Justin Bieber pidieron el martes que el cantante cancele sus próximas presentaciones en Reino Unido, destacando la potencial repercusión para los espectáculos musicales con seguidores jóvenes luego del ataque suicida en el concierto de Ariana Grande en Manchester.

El músico canadiense de 23 años tiene agendado un recital al aire libre en el Hyde Park de Londres en julio. Pero sus admiradores inundaron las redes sociales pidiendo que se suspenda el espectáculo por la seguridad de los aficionados y del propio Bieber.

“¡Cancelen el concierto de Justin en Reino Unido, por favor! Queremos que él esté seguro, por favor”, escribió una persona con el nombre de usuario marhrukhh en la cuenta en Instagram del agente de Bieber, Scooter Braun.

Braun también es agente de Grande, una exestrella de Nickelodeon con una enorme base de seguidores, muchos preadolescentes, que asistieron en masa a su concierto en Manchester la noche del lunes, donde un atacante suicida causó la muerte de 22 personas y heridas a decenas.

La intérprete de “Problem” voló el martes a Florida para pasar tiempo junto a su familia, informó la revista People. Braun y su compañía discográfica no respondieron a las preguntas sobre si se realizará el resto de su gira mundial, que incluye presentaciones en Londres y Europa.

Leanne Murray, de 20 años y quien vive en Irlanda, tiene boletos para ver a Bieber en Dublín el próximo mes. Pero dijo que después del ataque del lunes está considerando venderlos.

“Sencillamente no quiero que algo que espero que sea una gran noche termine en algo como lo de anoche”, dijo a Reuters Murray, quien pagó 180 euros (200 dólares) por cada una de sus dos entradas. “Es aterrador pensar que podría haber sido cualquiera de nosotros y muestra que no sabes lo que hay a la vuelta de la esquina”, agregó.

Las giras han sido una de las principales fuentes de ingresos de los músicos en los últimos años. Las 10 giras mundiales más importantes del 2016 recaudaron un total combinado de 1.670 millones de dólares, según la publicación de la industria Pollstar. Sólo Bruce Springsteen recibió 268,3 millones de dólares.