La afirmación la hizo este lunes Yaneth Giha Tovar, ministra de Educación, en la Casa de Nariño, en Bogotá, al ser consultada sobre la reanudación de las conversaciones entre el Gobierno nacional y la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode), que este lunes completa cinco días.

“Pareciera que el afán de levantar el paro lo tienen el Gobierno nacional y los padres de familia. Fecode no está mostrando ni demostrando voluntad para levantar el paro. Esto es una negociación y se necesita que las dos partes se muevan, para poder avanzar”.

Giha recalcó que el Gobierno no está viendo voluntad de esa agremiación para levantar el cese de actividades -que tiene sin clases a más de 8 millones de niños-, incluso después de que el Ministerio de Educación presentó una propuesta concreta que beneficia a todos los docentes del país.

El paro, reiteró la Ministra, es innecesario, por lo que se debe levantar para no seguir afectando las clases de los niños y jóvenes, e incluso la cotidianidad de las familias.

“Hemos dicho que el paro es innecesario por dos razones: el Gobierno nacional ha venido cumpliendo los compromisos pactados en años anteriores, que incluye la nivelación salarial progresiva de 12 puntos adicionales a los demás trabajadores del Estado y que va hasta 2019, y porque las mesas del diálogo siempre han estado abiertas. Siempre hemos estado pendientes de reunirnos con Fecode y poder avanzar en cada uno de los puntos”, aseguró la Ministra.

Igualmente, manifestó que al Gobierno nacional le preocupa que, mientras se está negociando, Fecode siga convocando a marchas y a manifestaciones para esta semana.

“Nuestra invitación es a que continuemos avanzando en las conversaciones sin afectar las clases de más de 8 millones de niños. Lo importante es concentrarnos en este momento en solucionar este problema que está afectando a tantas familias del país”, insistió la Ministra de Educación Nacional.

“Nosotros hemos hecho propuestas concretas y esperamos que ellos también lo hagan. Esto es una negociación y ellos están con las mismas propuestas del primer día y no se han movido de eso”, agregó

El Gobierno nacional destinó para la educación la inversión más alta del presupuesto: este año dispuso 33,8 billones de pesos, de los que $26 billones se destinan al cubrimiento de gastos asociados al magisterio, como salarios, prestaciones y salud.