Tomada de Kienyke.com.

La vicefiscal General, María Paulina Riveros, rechazó la apelación interpuesta por la defensa del ganadero antioqueño Santiago Uribe Vélez y dejó en firme la resolución de acusación por su supuesta relación con la creación del grupo paramilitar conocido como “Los 12 apóstoles”.

El ganadero Uribe Vélez es investigado por los delitos de concierto para delinquir agravado y homicidio agravado, debido a sus presuntos nexos con la creación y expansión del grupo paramilitar en la década de los ochenta, en el municipio de Yarumal, Antioquia.

El expresidente Álvaro Uribe Vélez, al enterarse de la decisión de la Fiscalía, aseguró que acompañará a su hermano en el juicio y que pronto revelará “pruebas que los fiscales Mejía y Montealegre nunca buscaron”.

La defensa del ganadero le había pedido a la Fiscalía precluir la investigación y ordenar la libertad del hermano del senador Álvaro Uribe Vélez, al cuestionar la veracidad de las declaraciones de los testigos de la Fiscalía.

La vicefiscal General no aceptó los argumentos de la defensa y dejó en firme la decisión tomada por el fiscal 10 delegado ante la Corte Suprema de Justicia el pasado 21 de octubre, y dejó en firme el llamado a juicio para el hermano del expresidente.

El ente de control, luego de una larga investigación, considera que el ganadero antioqueño tuvo relación con esta organización. Santiago Uribe también es investigado por ser el presunto autor intelectual del crimen contra Camilo Barrientos, un conductor asesinado el 25 de febrero de 1994, cuando se movilizaba por Yarumal.  Según los testigos, Uribe habría dado la orden de asesinarlo por considerarlo un colaborador de la guerrilla.

Según un testigo del caso, los crímenes de “Los 12 apóstoles” eran financiados por Álvaro Vásquez y Santiago Uribe.

Además, en la zona de influencia de “Los 12 apóstoles” estaban dos haciendas de la familia Uribe; la hacienda Guacharacas, ubicada en el municipio de San Roque, y La Carolina, que también se encuentra en la mira de la investigación.

Estas acusaciones podrían representar una condena de hasta 20 años en prisión.

Según la investigación del ente de control, en la Finca La Carolina se realizaron varias reuniones para conformar un grupo armado para para combatir a los grupos subversivos, adelantar labores de limpieza social y dar seguridad a los empresarios y ganaderos, lo que permitió planear y ejecutar la estructura de “Los 12 apóstoles”.

Por este hecho  ya fueron condenados dos agentes de la policía, quienes testificaron ante la Fiscalía y señalaron al antioqueño.