Twitter de Nohora Tovar Rey

Al menos 17 personas murieron y 6 más están desaparecidas tras deslizamientos de tierra que sepultaron decenas de viviendas en Manizales luego de intensas precipitaciones, informó el miércoles el Gobierno.

La temporada de lluvias en Colombia ha provocado inundaciones y deslaves en diferentes regiones del país. A comienzos de abril, los desbordamientos de tres ríos en Mocoa, la capital del selvático departamento del Putumayo, dejó por lo menos 323 muertos y más de 100 desaparecidos.

“El balance es de 11 muertos, 20 desaparecidos y nueve personas rescatadas con vida”, dijo a periodistas el ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas. “Tenemos más o menos once barrios afectados”.

Manizales, ciudad de unos 400.000 habitantes, se asienta sobre laderas de montañas en la Cordillera Central de los Andes colombianos, cerca de una de las principales zonas productoras de café del país sudamericano de 49 millones de habitantes.

Socorristas de la Cruz Roja, la Defensa Civil, bomberos y efectivos de las Fuerzas Armadas trabajan en la búsqueda de los desaparecidos en medio del lodo y los escombros de edificaciones destruidas.

El servicio de suministro de agua potable, energía eléctrica y gas fue suspendido en las zonas afectadas por los derrumbes.

Como otros países de América Latina, Colombia es vulnerable a los desastres naturales acentuados por el cambio climático.

La peor tragedia natural de Colombia ocurrió en noviembre de 1985 cuando la erupción del Volcán Nevado del Ruiz, cerca de la ciudad de Manizales, sepultó la ciudad de Armero y dejó cerca de 25.000 muertos.