Pepe, Beckam, Tequila, Robin, Félix, Sam, Ker y Manolo, apoyaron a los equipos de criminalística en la búsqueda y localización de cadáveres, detección de narcóticos y explosivos, durante ocho años.

Ahora estos perros quedarán en manos de una familia adoptiva, mientras que otros continuarán acompañando a quienes fueron sus guías y compañeros de trabajo durante los últimos años.

El coordinador del Grupo de Soporte Canino, Edisson Rodríguez, destacó la importancia del trabajo de los binomios (guía-canino) para el desarrollo de investigaciones, en las que la habilidad de los caninos y la perseverancia, constancia y paciencia de sus entrenadores, permitieron grandes resultados.

En el acto de jubilación,  los guías y sus caninos recibieron de manos de la vicefiscal General de la Nación, María Paulina Riveros Dueñas y directivos de la entidad, una condecoración por su compromiso, valentía, lealtad y servicio.