Científicos detectaron mediante el uso de un método de captura de imágenes basado en rayos cósmicos una enorme y enigmática estructura en la última de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo aún en pie, la Gran Pirámide de Giza, ubicada en las afueras de El Cairo.

Los investigadores anunciaron el descubrimiento el jueves, aunque aclararon que desconocen el propósito, el contenido o las dimensiones precisas de lo que denominaron un “vacío” o “cavidad” dentro de la pirámide, una monumental tumba construida cerca del año 2560 antes de Cristo.

Para indagar dentro de la famosa pirámide, los científicos usaron una técnica de obtención de imágenes llamada tomografía muónica, que rastrea partículas que bombardean la Tierra a una velocidad cercana a la de la luz y penetran profundamente en los objetos.

El equipo de expertos dijo que la estructura interna recientemente descubierta tenía al menos unos 30 metros de altura y estaba ubicada encima de una sala que mide alrededor de 47 metros llamada Gran Galería, uno de los pasadizos y cámaras dentro de la inmensa pirámide.

Los investigadores señalaron que este hallazgo constituye el primero de una estructura interna importante en la Gran Pirámide desde el siglo XIX.

“De lo que estamos seguros es de que este gran vacío está allí, que es impresionante y que no estaba previsto, hasta lo que sé, en ninguna teoría”, dijo Mehdi Tayoubi, presidente y cofundador del Instituto HIP en Francia, uno de los líderes del estudio publicado en la revista Nature.

“Abrimos el interrogante a los egiptólogos y arqueólogos: ¿qué podría ser?”, agregó Hany Helal, de la Universidad de El Cairo, sobre el hallazgo en la pirámide construida durante el reinado del faraón Jufu, más conocido como Keops.

La Gran Pirámide, es emblema de una de las civilizaciones más grandes de la Antigüedad. Con una altura de 146 metros y una base de 230 metros, es la estructura más grande construida por la humanidad hasta la edificación de la Torre Eiffel en París es 1889.