El Presidente de la República, Juan Manuel Santos, lamentó los hechos ocurridos en Tumaco en donde presuntamente la Fuerza Pública habría arremetido en contra de campesinos y la comisión humanitaria. El mandatario aseguró que el tema es materia de investigación por parte de las autoridades.

“La seguridad de la ciudadanía es nuestra prioridad. Desde el viernes, cuando le pedí al vicepresidente que se trasladara a Tumaco, he estado haciendo seguimiento constante al desarrollo de la situación. El incidente de ayer es un hecho lamentable. Nuestro gobierno valora siempre la labor de las autoridades de control y de misiones humanitarias como la que fue agredida”, aseguró el Jefe de Estado.

Santos además señaló que dio la orden a las autoridades de Policía y Fuerzas Militares de brindar toda la información posible a la Fiscalía y Procuraduría con el fin de que los hechos se esclarezcan con la mayor brevedad posible, pues considera que sucesos como este afectan la imagen de las Fuerzas Armadas.

“Las acciones de la Fuerza Pública contra las bandas criminales y en la erradicación de cultivos ilícitos deben ser contundentes, siempre en el más estricto respeto a los derechos humanos. No vamos a bajar la guardia contra el narcotráfico, combustible de la violencia durante tantos años”, añadió el mandatario colombiano.

El presidente además enfatizó que durante su mandato la lucha contra el narcotráfico ha sido un aspecto fundamental, por lo que la erradicación de los cultivos ilícitos es una labor que se debe hacer, eso sí, siempre en el marco del respeto a las comunidades y a los derechos fundamentales.

“No permitiremos que organizaciones al margen de la ley intimiden o presionen a las comunidades. No vamos a bajar la guardia en la lucha contra el narcotráfico. Tumaco, que ha sufrido por el conflicto, es una región prioritaria para el Gobierno y el Estado en la construcción de paz”, puntualizó Santos.