La Defensoría del Pueblo confirmó que los 17 policías que habían sido retenidos por indígenas en Risaralda fueron entregados este jueves gracias a un acuerdo firmado entre la comunidad étnica y las autoridades.

Por su parte, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, repudió el secuestro de 17 policías en la carretera que comunica Risaralda con Chocó y reveló que 21 uniformados han resultado heridos durante estas protestas que ya completan cuatro días.

“En un acto completamente repudiable y sin ninguna explicación fueron secuestrados, porque esa es la palabra, 17 de nuestros policías en Risaralda, justo en punto de la carretera que va al Chocó –dijo–. En este momento hay una comisión encabezada por el Comandante de la Región 6 de la Policía, con la Defensoría del Pueblo y la Organización de Estados Americanos (OEA). Sin embargo, uno de los policías herido por los indígenas en ese evento ya fue entregado”.

 

Informó que hay registro de 48 vehículos dañados (entre particulares y tracto camiones) y que se ha evitado la quema de cuatro tractomulas que intentaron ser destruidas por algunos manifestantes.

“Desafortunadamente tuvimos un ataque con disparos de arma de fuego desde la parte alta de la carretera a Buenaventura y la Vía Panamericana, sin embargo la Fuerza Pública no respondió en esos eventos porque nuestra misión es proteger a quienes protestan, a quienes no protestan y también salvaguardar a nuestros uniformados de los violentos. Esto se ha cumplido cabalmente”, sostuvo.

Hizo un nuevo llamado para que las vías nacionales no sean bloqueadas y que sigan habilitadas, especialmente durante los puentes festivos que se avecinan.

Finalizó diciendo que “la normalidad del transporte de carga es la que usualmente se moviliza en las carreteras colombianas, y no hay reporte o advertencia por desabastecimiento de alimentos y otros productos. Además, el Gobierno nacional está en plena disposición de dialogar”.